¿Qué es el CBD?

¿Cuál es el origen del cannabidiol o CBD?

El CBD, o cannabidiol, forma parte de los principales cannabinoides que podemos encontrar en la planta del cannabis, específicamente en la flor resinosa de esta. Este componente es uno de los más conocidos y estudiados debido a sus propiedades, utilizadas con fines terapéuticos. Aunque el cannabis cuenta con una centena de cannabinoides, como el CBN (Cannabinol), el CBC (cannabicromeno), el CBGA (ácido cannabigerólico)… el CBD es aquel que podemos encontrar en mayores cantidades y que más beneficios aporta para la salud, sin olvidarnos de su similar el THC, o tetrahidrocannabinol —que también cuenta con propiedades terapéuticas, pero es más conocido por los efectos psicoactivos que genera tras su consumo—.

A diferencia del THC, el CBD no tiene efectos psicotrópicos, por lo que no genera la sensación de mareo, pérdida de control o alteración de los sentidos. El cannabidiol es un estupendo aliado para combatir varios problemas y enfermedades como el estrés y la ansiedad, el dolor crónico que ocasionan algunas enfermedades autoinmunes, los problemas de insomnio —mejorando la calidad del sueño—, problemas con el desarrollo de los huesos, etc.

En este artículo te explicamos todo lo que tiene que ver con qué es el CBD, los principales efectos del CBD, propiedades, función terapéutica y situación legal actual.

¿Cómo funciona el CBD?

Esta sustancia, al igual que el resto de cannabinoides, se une a las células del cuerpo humano para ejercer su función activa. Concretamente, el vínculo se realiza con los receptores cannabinoides que forman parte del sistema endocannabinoide del cuerpo humano y que se encuentran en el cerebro —conocidos como receptores CB1 y CB2, entre otros—. El cannabidiol actúa de manera natural activando la función de los cannabinoides del sistema endocannabinoide y ampliando sus efectos de manera que se consigue una acción sobre el cuerpo más pronunciada. El CBD forma parte de los fitocannabinoides (presentes en las plantas del cannabis). Los cannabinoides hallados en el cuerpo humano —y en la mayoría de los animales— reciben el nombre de endocannabinoides.

El sistema endocannabinoide desempeña un papel muy destacado en la regulación de una amplia gama de procesos fisiológicos que afectan al funcionamiento de nuestro organismo. Ejemplo de ello es la regulación del estado de ánimo, la activación del sistema inmune, la presión arterial, la densidad ósea, el estrés, el aumento del apetito, etc. El incorrecto funcionamiento del sistema endocannabinoide da lugar a la aparición de enfermedades y serios problemas, ya que está relacionado con una gran cantidad de procesos del cuerpo humano fundamentales.

CBD Terapéutico

El CBD es hoy en día uno de los componentes más investigados a nivel científico en busca de tratamientos terapéuticos. Sus efectos y propiedades han sido comprobados tanto en animales como en humanos —clínicamente hablando—. Podemos encontrar una grandísima cantidad de estudios al respecto, como los realizados por la Universidad Complutense de Madrid, el Grupo Español de Investigación en Neurooncología o la Universidad Politécnica de Valencia —a nivel nacional— o los realizados a nivel internacional por al Universidad de Dundee (en Reino Unido), el Observatorio Europeo de las Drogas y las Toxicomanías, la Wayne State University de Michigan, el Instituto Nacional de la Salud de Estados Unidos…

“La cantidad de propiedades del CBD, efectos y funciones hace que esta sustancia sea una alternativa real a la medicina tradicional“.

El CBD destaca por la cantidad de efectos y propiedades beneficiosas que tiene para la salud de las personas. Muchas de estas han sido comprobadas a través de diferentes experimentos e investigaciones científicas. Las principales propiedades del CBD, efectos y funciones son:

  • Alivio de la ansiedad: El CBD es una sustancia que ha sido estudiada para aliviar el estrés y la ansiedad. Ello ha sido comprobado en varios experimentos, como el realizado por la Universidad College London para dejar de fumar. En él se verificó —en dos ocasiones distintas— que los sujetos que utilizaron CBD no sufrían los mismos niveles de estrés y ansiedad que el resto.
  • Efecto neuroprotector: El CBD, propiedades y sus efectos está muy relacionado también con las funciones neuroprotectoras de pacientes con enfermedades neurodegenerativas. Se ha comprobado que su uso alivia los dolores crónicos en pacientes de fibromialgia e, incluso, que en algunos casos puede llegar a frenar el proceso. Podemos encontrar varias investigaciones al respecto como el estudio bibliográfico realizado por el Departamento de Farmacia y Tecnología Farmacéutica de la Facultad de Farmacia de la Universidad de Sevilla (2015).
  • Alivio del dolor y función antiinflamatoria: Otro de los efectos del CBD es su función antiinflamatoria. El CBD se une a los receptores endocannabinoides inhibiendo el dolor de manera inmediata. Es por ello que se utiliza en pacientes con enfermedades crónicas.
  • Alivio de los síntomas de la quimioterapia: El CBD actúa directamente sobre los síntomas de náuseas y vómitos ocasionados por la quimioterapia en pacientes con cáncer. Así mismo, se ha comprobado que en animales tiene una función anticancerígena induciendo a la apoptosis o muerte celular de las células cancerígenas. Sin embargo, sus beneficios en personas todavía deben investigarse en mayor profundidad. Uno de los estudios pioneros en seres humanos es el realizado por el doctor Manuel Guzmán en la Universidad Complutense de Madrid.
  • Tratamiento para enfermedades del corazón: Otro de los beneficios del CBD es su función para preservar la salud de las arterias coronarias, así como para reducir el riesgo de réplica tras haber sufrido un infarto. La efectividad del CBD se ha comprobado, así mismo, en enfermedades de aterosclerosis y arritmia. Uno de los estudios que podemos encontrar al respecto es el realizado por los investigadores Hepburn, Walsh y Wainwright en la Universidad Robert Gordon de Escocia. En él demostraron —a través de experimentos en ratones— que este es anti-arrítmico, por lo que preserva la salud de las arterias coronarias.
  • Cáncer: Se han llevado a cabo varias investigaciones relacionadas con la cura del cáncer. Una de ellas es la realizada en ratones con cáncer de páncreas tratados con CBD. El estudio realizado en 2016 demostró un mayor índice de supervivencia en estos ratones frente a los que no fueron tratados con CBD. Al parecer el cannabidiol inducía a la apoptosis o eliminación de las células cancerígenas (Centro Médico Wexner de la Universidad del Estado de Ohio, EE.UU). Otro estudio destacado, esta vez en pacientes, fue el llevado a cabo por el profesor Guzmán en la Universidad Complutense de Madrid. El doctor desarrolló el primer ensayo clínico en España para analizar el efecto antitumoral de los cannabinoides en pacientes con glioblastoma en etapa avanzada. En él se demostró que 8 de 9 pacientes mostraron cierta respuesta positiva en la disminución de la tasa de crecimiento del tumor. Ahora bien, los estudios en esta cuestión deben ampliarse, ya que todavía son escasos y hay muchas variables que deben tenerse en cuenta.
  • Otros: La función beneficiosa del cannabinoide CBD se ha comprobado también en trastornos de tripa —como la colitis o la enfermedad de Crohn—, en síndromes metabólicos —como diabetes y obesidad— y en enfermedades de la piel —como acné, dermatitis, psoriasis—, entre otras.

¿Cómo se comercializa el CBD?

La forma en la que se comercializa el CBD en España es muy variable. Este puede encontrarse en los siguientes productos:

  • Aceite de CBD: Es la forma más popular en la cual podemos encontrar el CBD. Esta mezcla de aceite de CBD es de gran utilidad para uso tópico. Muy recomendado para aliviar el estrés y la ansiedad, así como los dolores crónicos. El aceite de CBD más puro el de tipo 10.
  • Flor de cáñamo: Directamente desde la planta, en forma de cogollo. Estos cogollos de CBD son muy aromáticos. Los mismos ofrecen resultados inmediatos.
  • Hachís de CBD: Hecho con resida de cáñamo sin THC. El mismo contiene un alto contenido en CBD.
  • E-liquid CBD: Para los cigarrillos electrónicos. Los podemos encontrar en diferentes concentraciones con 30 mg, 100 mg, 300 mg y 600 mg.

¿Es legal el CBD en España?

El CBD puede comercializarse de manera legal en España. Su venta está permitida siempre y cuando se cumplan unos criterios que deben acatar las empresas responsables de su comercialización, entre las cuales se especifica que las cantidades de THC no sean superiores al 0,2% del total del producto, además de obtener el CBD de cultivo de semillas de Cannabis Sativa L —o cáñamo industrial de semilla certificada—. Científicamente se ha comprobado que el CBD puede disminuir o neutralizar los efectos psicoactivos del THC, dependiendo —por supuesto— de las cantidades. Es por esta razón que existe un margen en cuanto a las dosis máximas permitidas de THC que puede contener el producto, ya que sus efectos son neutralizados por el cannabidiol.

La regulación de plantación y comercialización de CBD en España viene impuesta por la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA), que desde el año 2018 impulsó nuevas medidas para su regulación. Estas son amparadas por los organismos nacionales, la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS) y la Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición (AECOSAN). La OMS se ha pronunciado, así mismo, en varias ocasiones para explicar que el CBD es una sustancia que no genera adicción (2017). Así mismo, en el año 2019 solicitó que el cannabis (incluido todos sus cannabinoides) fueran retirados de la lista de drogas más consumidas, al no considerar esta planta como una de ellas.

Deja un comentario