El CBD y la medicina natural para la ansiedad

¿Es buena la marihuana para la ansiedad?

La marihuana para el estrés y la ansiedad, concretamente la marihuana de CBD, es una de las sustancias más estudiadas en los últimos tiempos debido a su gran cantidad de propiedades y efectos beneficiosos para la salud. Son muchos los estudios que hablan acerca de sus beneficios y que han analizado sus efectos en humanos, demostrando en varias ocasiones su acción positiva para acabar con trastornos relacionados con la ansiedad, como el trastorno del pánico, el trastorno obsesivo-compulsivo, el estrés postraumático y otros muchos más.

En este artículo te explicamos exactamente cuál es la función del CBD en el cuerpo humano y qué repercusiones tiene este en los tratamientos contra el estrés y la ansiedad. Sigue leyendo para conocer más sobre marihuana y ansiedad y su función como medicina natural para la ansiedad. 

¿En qué consiste el CBD?

El CBD es uno de los principales cannabinoides que podemos encontrar en las plantas de marihuana —o cannabis—, junto al THC (también conocido como tetrahidrocannabinol). El CBD, a diferencia del THC es una sustancia que no tiene efectos psicoactivos.

Según han demostrado varios estudios el CBD es bueno para tratar diferentes trastornos o enfermedades como el estrés y la ansiedad, los dolores crónicos causados por las enfermedades neurodegenerativas y para aliviar los síntomas de la quimioterapia, entre otros muchos más.

Este funciona asociándose con los receptores cannabinoides presentes en nuestro cuerpo —sistema endocannabinoide— e interfiriendo en los procesos de intercambio de información, de manera que se da lugar a los efectos esperados. El sistema endocannabinoide desempeña un papel muy destacado en la regulación de una amplia gama de procesos fisiológicos que afectan al funcionamiento de nuestro organismo.

CBD para ansiedad, lo que se sabe al respecto

El CBD para ansiedad forma parte de uno de los remedios de medicina natural para la ansiedad más investigados en la actualidad. Esta sustancia que se une a los receptores CB1 y CB2 del cuerpo humano actúa sobre el organismo relajándolo y deteniendo los procesos fisiológicos que interfieren en los trastornos neuropsiquiátricos. Tal y como refleja el estudio publicado en 2015 en Neurotherapeutics, el diario de la Sociedad Americana para la neuroterapia experimental, con el título Cannabidiol as a Potential Treatment for Anxiety Disorders.

Dicho estudio sobre la marihuana para los nervios, o marihuana para el estrés —hecha exclusivamente de CBD— explica que la evidencia preclínica respalda firmemente el CBD como tratamiento para el trastorno de ansiedad generalizada, así como para el trastorno de pánico, el trastorno de ansiedad social, el trastorno obsesivo-compulsivo y el trastorno de estrés postraumático cuando es administrada de forma aguda. De hecho, habla del CBD como un fármaco con amplio espectro farmacológico. El estudio llega a las conclusiones de que los hallazgos experimentales realizados en humanos sugieren una falta de efectos ansiogénicos, con efectos sedantes mínimos. Lo que quiere decir que el CBD como medicina natural para la ansiedad tiene un excelente perfil de seguridad.

Ahora bien, la investigación publicada en la revista científica pone de manifiesto —no obstante— una falta de investigaciones sobre la dosificación crónica de CBD exponiendo la necesidad de realizar más estudios sobre los efectos crónicos y terapéuticos en poblaciones clínicamente relevantes.

Afortunadamente, son muchas las investigaciones relevantes que podemos encontrar al respecto sobre marihuana y ansiedad. Como la investigación portuguesa de carácter recopilatorio titulada como Canabidiol, un componente da Cannabis sativa, como un ansiolítico. Esta investigación publicada en 2012 en la revista: “Revista Brasileira de Psiquiatría” recopila varios estudios publicados en inglés, portugués y español sobre los efectos del CBD para la ansiedad. En dicha recopilación se obtienen los resultados de que la marihuana y ansiedad está claramente relacionadas.

Los estudios que utilizan modelos animales de ansiedad y que involucran a voluntarios sanos sugieren claramente un efecto ansiolítico del CBD.

Por otro lado, los resultados muestran que el CBD reduce la ansiedad en pacientes con trastornos de ansiedad social. Lo que lleva a la conclusión de que los ensayos clínicos en pacientes con diferentes trastornos de ansiedad, especialmente en pacientes con trastornos de pánico, obsesivo-compulsivo, trastorno de ansiedad social y trastorno de estrés postraumático están más que justificados.

Siguiendo con las investigaciones, una de las más actuales —también de carácter recopilatorio y de revisión sistemática, con base de datos hasta el año 2019— pone de manifiesto la necesidad de evaluar la seguridad y eficacia del CBD —o marihuana para los nervios— en el tratamiento de la ansiedad y de los trastornos relacionados con ella. Este estudio, titulado como Use of cannabidiol in anxiety and anxiety-related disorders fue publicado en el año 2019 en el Journal of the American Pharmacists Association. El mismo refleja la respuesta de voluntarios sanos que se sometieron a los estudios con CBD con dosis fijas de este componente que van desde los 6 mg hasta los 400 mg en forma de cápsulas, aerosol sublingual o como monoterapia.

Las conclusiones de dicho estudio confirman nuevamente que el CBD tiene un papel prometedor terapia alternativa —o medicina natural para la ansiedad—. Sin embargo, llega a la conclusión de que todavía es necesario que se flexibilicen las investigaciones para que puedan aumentarse el número de investigaciones con enfoques estandarizados sobre la dosificación de la marihuana para los nervios con el fin de determinar la estrategia para suministrar el CBD que pueda darle el lugar que le corresponde como terapia.

Marihuana para el estrés ¿Cómo tomarla?

La marihuana para el estrés —hecha exclusivamente de CBD— la podemos encontrar en varios productos, legales para su venta en España. Los más comunes son en forma de aceite de CBD, en cuyo caso la dosis recomendada no debe superar la cantidad diaria de 160 mg. Ahora bien, el CBD para ansiedad también puede encontrarse en forma de flor de cáñamo —al natural, en cogollos—, así como también en forma de hachís CBD y de los populares líquidos para vapear de los modernos cigarrillos electrónicos que tan utilizados son en la actualidad.

Deja un comentario