Diferencias entre el hachís y la marihuana

Todo lo que necesitas saber sobre el hachís

Cuando hablamos del hachís nos referimos a un extracto de resina pura que se obtiene directamente de las flores de la marihuana. Esta sustancia es conocida comúnmente con varios nombres, aunque ello no implica que sean de distintos tipos, simplemente se trata de diversas formas con las que se conoce a esta sustancia —en ocasiones el nombre tiene que ver con su aspecto—. Estos son: Jachís, polen —o placa de polen—, hachís chocolate, hash, costo, bellota y hueva.

A continuación, analizamos con todo detalle todo lo que tiene que ver con qué es el hachís y su diferencia con la marihuana, qué tipos de hachís podemos encontrar, cómo se obtiene el hachís y mucho más. Sigue leyendo para obtener más información sobre esta sustancia-

Qué es el hachís y qué diferencias hay con la marihuana

Lo primero que debes tener claro es que el hachís es una sustancia que se obtiene de la planta de la marihuana.

Se trata de una resina que proviene de las flores feminizadas de la marihuana.

Si nos centramos en su aspecto, el hachís o polen, se conforma de pequeños cristales que podemos observar en los cogollos del cannabis. En microscopio se corresponderías con los pequeños tricomas en donde se encuentra el THC —o tetrahidrocannabinol— y el CBD —o cannabidiol—, que son los responsables de los efectos psicoactivos y relajantes de la marihuana. Este se separa de los cogollos y se unifica en forma de placas de polen compactas, huevas prensadas o bellotas, principalmente.

Efectos del hachís y de la marihuana

Los efectos del hachís son muy similares a los de la planta de marihuana, aunque la intensidad y duración de estos es mayor. Ello se debe a que la cantidad de THC y CBD en el hachís o polen es muy superior. En las placas de polen las cantidades de estos cannabinoides puede ser de un 20% a un 80%, mientras que las concentraciones en los cogollos son de un 2% a un 26%, aproximadamente. La diferencia entre hachís y marihuana radica pues en que el polen es una sustancia derivada de la planta y que sus efectos son más intensos.

Características del hachís y de la marihuana

Las flores de marihuana tienen un olor intenso y un color verdoso, aunque —dependiendo de la variedad de las flores de marihuana— las podemos encontrar en colores amarillos y violetas. Estas se cortan en el momento específico para que puedan ser consumidas en cualquiera de sus formas, ya sea directamente fumada, como infusiones o como mantequilla, entre otras.

Para que el cogollo de marihuana esté en su punto perfecto es preciso que este esté a medio camino entre seco y verde.

La forma en la que puede averiguarse la calidad del cogollo es cuando las flores crujen al ser compactadas pero, al mismo tiempo, se encuentran pegajosas. Si no crujen es señal de que estas todavía necesitan madurar, mientras que, si no se encuentran pegajosas, lo que nos indica es que han madurado en exceso. El brillo de las hojas nos indica, así mismo, la calidad de estas. Este tiene lugar por la cantidad de resina de hachís.

En el caso del hachís chocolate, nos encontramos con una sustancia de color marrón con forma de placa de polen, barras, bolas, bellotas o polvo de resina prensado. Este se extrae de la planta de la marihuana mediante diferentes procesos. Dependiendo de cómo se lleve a cabo la extracción obtendremos una sustancia con un aspecto y estado diferente. Por lo general el hachís suele ser una pasta pegajosa y terrosa. Esta, al igual que la planta de marihuana, tiene un olor intenso —aunque menos acusado—. Si el color del hachís es demasiado verdoso, ello nos puede indicar que existe una gran cantidad de material proveniente de la flor del cannabis —por lo que es menos puro y los efectos serán inferiores—. Ahora bien, hay que tener en cuenta que la presión de la placa de polen influye también en el color de esta resina, siendo más intenso cuanto más compacto esté. La forma en la cual se consume el hachís es fumado.

Si este burbujea en el momento de fundirlo, ello nos puede indicar que nos encontramos ante una sustancia de gran calidad.

La calidad del hachís también puede comprobarse cuando el humo que genera es blanco, denso y de olor intenso.

¿Cómo se obtiene el hachís?

Acabamos de ver qué es el hachís y cuáles son las principales diferencias con la marihuana, ahora bien ¿Cómo se obtiene esta sustancia? Existen varias formas de obtener el hachís que influirán en el aspecto que tenga y en la calidad del mismo —o tipos de hachís—. Estas son las formas más habituales:

  • Tamizado: La técnica del tamizado consiste en depositar los cogollos de la marihuana previamente cortados y secados sobre un tamiz. A continuación, se mueve el tamiz para que la resina se separe de los cogollos y caiga entre las rejillas.
  • Frotando manual: Para ello, la planta debe estar húmeda. El secado de este proceso puede alargarse durante años, ya que la resina extraída conservará la humedad durante mucho tiempo.
  • Prensado con calor: Esta técnica proporciona una resina más pura de la forma menos agresiva posible.
  • Grinders: Algunos grinders específicos pueden desmenuzar los cogollos de marihuana y separar el polen en una ranura específica para él. Es una técnica muy similar al tamizado.

Tipos de hachís

Podemos encontrar varios tipos de hachís dependiendo de cómo y dónde se fabriquen. Estos son:

  • Hachís de CBD: Este tipo de hachís se obtiene única y exclusivamente a través de la resina de cáñamo libre de THC. Su venta es legal. El mismo tiene una gran cantidad de propiedades terapéuticas.
  • Hachís turco: Este hachís proviene de Turquía. Se elabora a partir de las plantas Tutankamón y Anubis. Sus efectos psicoactivos son muy pronunciados.
  • Hachís rubio marroquí: El origen de este hachís es de Marrakech. Su color es más claro, con tonalidad mostaza. La cantidad de THC es reducida, por lo que sus efectos psicoactivos son más reducidos.
  • Hachís rojo libanés: El origen de este hachís es del Líbano. Su aspecto es rojizo, de ahí su nombre. El mismo proviene de las variedades de marihuana lila. Esta sustancia tiene cantidades muy elevadas de THC, aunque también de CBD.
  • Hachís royal afgano: Proviene de Afganistán. Es uno de los hash que mayor calidad tienen.

Deja un comentario